Lo que se consigue con fuerza no se sostiene

No rezaré por Paris, porque no rezo… pediré y apoyaré a que las fuerzas del estado puedan hacer bien su trabajo, el que de verdad tienen que hacer, el que salva vidas y que no haya políticos que los tengan recaudando a base de multas o persiguiendo tuiteros que dicen chorradas. Que no haya políticos ni gentuza que trate de convencerlos ni distraerlos de lo que de verdad tienen que hacer, identificar al que quiere hacer mal, que no tiene un color de piel determinado, ni una nacionalidad determinada, que puede ser cualquiera… y eso es un trabajo muy difícil, para el que necesitan mucha concentración y no estar despistados con prejuicios racistas ni intenciones electoralistas, ni obras de teatro de políticos dándose la mano en un “pacto antiyihadista” y luego firmando acuerdos de venta de armas, de ataque a objetivos que nada tienen que ver, de cuotas de refugiados y de compra venta de petróleo y gas. Porque tengo muchos amigos que se consideran españoles orgullosos con los que disiento en muchas cosas, pero que sufren con ese difícil trabajo y sus consecuencias, militares fallecidos en guerras que no deberíamos luchar, mientras hay otras en marcha que matan en París, Madrid, Nueva York, Kenya, Beirut, Siria, Irak a los que están de nuestro lado. Porque son las fuerzas del Estado las que tienen que empujar a personas desesperadas al otro lado de la valla porque de este la desconfianza y el miedo los obliga a hacer una parte muy sucia que nace de un sentimiento vil y horrible que hace morir a la razón. Acumular gente necesitada a las puertas de tu casa no te salva del problema, sólo es cuestión de tiempo que éste se filtre y te acabe afectando, como lleva más de 60 años pasando. El de Paris no es el primer atentado, ni será el último, llevamos mucho tiempo (en realidad toda la historia de la humanidad) devolviendo golpes con golpes, pero el progreso sólo llegó cuando alguien dejo de responder la violencia con violencia. Cuando las fuerzas del estado dejaron de reprimir y castigar, para apoyar y controlar confiando y siendo cercanas y humanas. La historia enseña que lo que se consigue mediante fuerza sólo se sostiene con fuerza… por tanto no es sostenible; en cambio lo que se consigue con razón, lógica y sabiduría ya no desaparece jamás.

No rezo porque creo en la ciencia, que no tiene fe, que no cree en nada, que cuestiona todo y que no da nada por hecho para encontrar las verdaderas causas, los verdaderos culpables y las verdaderas razones de por qué las cosas ocurren; no rezo, pero espero que la humanidad continúe el camino de la razón y la concordia, y sepa que las bombas, las vallas, el racismo, la desconfianza no sólo no ayudan a eliminar el problema, sino que eliminan las pistas, ideas, indicios y pruebas que nos pueden ayudar a resolverlo.

Si estás de acuerdo con impedir la entrada de inmigrantes y refugiados y con el empleo de la fuerza contra los enemigos, en realidad creo que estás poniendo trabas a la verdadera labor de las fuerzas del estado que es luchar contra el problema y tratar de resolverlo en todo lo posible. Creo que les estas obligando a ponerse en peligro, porque es muy fácil decir que tenemos que atacar, pero son ellos los que irán a jugarse su vida por tí. Creo que no les ayudas en nada para hacer su trabajo, que es muy importante para todos nosotros, porque alimentas a políticos ventajistas, que se aprovechan de tu miedo y tu fanatismo para sacar tajada, y lo sabes, y que luego les ordenan cosas sin sentido, o con sentido turbio y oculto orientado a intereses que no son los tuyos, ni los míos.

Pero si creo en que el desarrollo de la razón, la humanidad, la igualdad, la integración y la solidaridad son imparables, aunque traten de aplicar la fuerza para detenerlo. Aunque amenacen con miedo y busquen la desconfianza y el prejuicio la mecha de las ideas lógicas y justas está encendida como se encendió la democracia en Grecia y la igualdad y el derecho humano en Francia. En todos los grupos hay gente buena y mala, da igual raza, sexo, país, condición económica, ideología… da igual, el reto es encontrar a los equivocados y hacerles ver que el camino correcto es la razón y la humanidad y que es inevitable recorrerlo. Dejen de poner trabas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s